ANECDOTARIO

El alto concepto que tenía Brown entre sus contemporáneos se pone de manifiesto con hechos como este: Cuando el nombramiento de Brown, el entonces comandante general de Marina, coronel mayor Matías Zapiola, a quien correspondía ejercer superioridad jerárquica sobre Brown, quiso renunciar a su cargo pues no se consideraba suficientemente capacitado para comandar al almirante, el gobierno no le permitió renunciar y permaneció en el cargo.

 

*  *  *  *  *

 

A raíz de un entredicho suscitado entre Espora y Rosales,  quizás tambien debido a su juventud, resuelven batirse a duelo, solicitando al almirante Brown permiso para dirigirse a tierra para enfrentarse. El almirante les reprocha que no lo hubieran elegido como árbitro para sus diferencias, y ante la inminencia del combate les dice que primero hay que cumplir con el deber y luego habría tiempo de llevar a cabo el duelo, prometiendo que él encontraría el momento propicio. 

Al decidir el ataque a Colonia con las cañoneras, llamó a ambos capitanes y señalando la silueta del Real Pedro atracado junto a la Colonia les manifestó que aquel que lograse apoderarse del buque brasileño sería el triunfador en el duelo.

El lance concluyó en un abrazo de Espora con Rosales, ebrios de emoción y gloria, cuando al pié del palo mayor, sable en mano, hicieron suya aquella nave imperial.

 

*  *  *  *  *

 

Manuel Belgrano, desde el Correo de Comercio que se editó desde el 3 de Mayo de 1810 hasta el 6 de Abril de 1811, expresaba "Toda nación, que dexa hacer por otras una navegación que podría emprender ella misma, disminuye sus fuerzas reales y relativas en favor de sus rivales" (número 39, de fecha 24 de noviembre de 1810).

*  *  *  *  * 

Al Cabildo Abierto del 22 de Mayo, concurrieron 4 marinos, el de más alta graduación fué el teniente general de marina D. Pascual Ruiz Huidobro, el primero en votar la deposición del virrey ; el alférez de navío Matías Irigoyen y de la Quintana, de Buenos Aires, y el de fragata Martín Thompson votaron en igual sentido, mientras el capitán de fragata Laguna, de origen peninsular, votó por la permanencia de Cisneros. (De Hist.Marít.Argent. Tomo V, pag. 51 - Edic. Bs As 1987)

*  *  *  *  *

Roberto Ramsay Capitán de Navío de la Marina Real Británica de larga y meritoria carrera en la misma y viejo amigo de los criollos, en 1826, declinó el ofrecimiento del gobierno argentino de ponerse al mando de la menguada escuadra (dos bergantines, un lanchón y doce cañoneras con un único cañon de a 18 cada una) afirmando que los argentinos contaban con la persona adecuada para ejercerlo.

Brown recibía  por entonces la siguiente misiva de Ramsay: "Señor: Aunque no tengo el gusto de tratarlo a Vd. personalmente, su nombre y sus hazañas hace largo tiempo que me son conocidas. Ruégole, pues, quiera aceptar como prueba de estima y admiración por su brillante conducta en defensa de este país, la espada que me ha acompañado durante mis campañas, y hago votos porque goce Ud. de larga vida para usar ésta, y otra en sostén de la causa en que ambos estamos empeñados. Tal es, señor, el mas ardiente deseo de vuestro sincero amigo y humilde servidor. Robert Ramsay"

 

*  *  *  *  *

 

Uno de los acontecimientos náutico-militares más preocupantes para las autoridades de Buenos Aires fue la expedición contrarrevolucionaria que, preparada desde 1814, se descargó al año siguiente sobre Costa Firme en la nueva Granada. Esta expedición se pensó y planeó contra Buenos Aires, pero la caída de Montevideo y la negativa de Portugal de permitir que Santa Catalina fuese utilizada como base para la misma la derivaron al Caribe. Era una expedición muy importante y el máximo esfuerzo que España podía realizar por entonces. El ejército se componía de 428 oficiales y 9.694 soldados al mando del brigadier general Pablo Morillo e iba embarcada en 45 transportes escoltados por el navío San Pedro de Alcántara de 74 cañones, las fragatas Ifigenia y Diana, 2 corbetas, 2 goletas y 12 grandes lanchas. Esta poderosa fuerza zarpó el 24 de enero de 1815, volvió a puerto, zarpó nuevamente, en los primeros días de febrero tocó en Canarias y cayó el 5 de abril en Carupano atacando la isla Margarita que rindió en cuatro días.

Se destaca entonces la importancia de la toma de Montevideo, debida en gran parte a los triunfos de Brown en la Campaña de 1814.

 *  *  *  *  *

 

QUIENES SOMOS

MODELISMO NAVAL

LA ESCUADRA

QUE HACEMOS

EL ALMIRANTE  BROWN

ANECDOTARIO

LOS CAPITANES

COMBATES  NAVALES

 ENLACES

 

 VOLVER A INICIO